Náhuatl

Náhuatl

La palabra náhuatl (“nahua-tl”) significa sonido claro o agradable, y tlahtolli (“tlahtol-li”) significa lenguaje, así que nahuatlahtolli significa lenguaje de sonido agradable. A diferencia del español, que es un idioma indoeuropeo y flexivo, el náhuatl pertence a la familia yuto-nahua y además es de tipo aglutinante, pues los sustantivos, verbos etc. se prefijan o sufijan con diversas partículas para crear plurales, diminutivos o conceptos de reverencia, entre otras posibilidades, o se fusionan con otras palabras para expresar nuevos conceptos (e.g. teo + calli = teocalli = casa de Dios).

La pronunciación de las palabras es grave, ya que la acentuación se realiza siempre en la penúltima sílaba, excepto en el denominado caso vocativo, el cual se utiliza para identificar el nombre de a quien se dirige la palabra, por ejemplo: “cihuatle” (“Oh, mujer”), y tal como el español, es esencialmente un idioma fonético porque casi todas las letras se pronuncian tal como se escriben.

Al hablar del náhuatl debe distinguirse entre:

  • El náhuatl clásico, que fue la lengua del imperio mexica y que ahora es una lengua muerta pero que se conserva en varias fuentes históricas y literarias.
  • El náhuatl contemporáneo, que es la lengua indígena más hablada en México —se estima que un millón y medio de individuos la hablan en unos 14 estados de la República Mexicana, incluida la Ciudad de México—, y una que todavía se utiliza en algunos países de Centroamérica: El Salvador, Honduras y Nicaragua. Actualmente esta lengua se conforma de unas 30 variantes regionales (e.g. clásico, de Tlaxcala, central, de Guerrero).

Escritura y pronunciación

El náhuatl escrito se basó originalmente en un sistema pictórico o ideográfico, el cual está plasmado en los antiguos códices aztecas, pero con la llegada de los españoles cambió a uno alfabético, lo cual permitió el registro de muchísimo material literario e histórico. Actualmente existen dos sistemas u ortografías, ambas basadas en el alfabeto latino:

  1. La tradicional o clásica, que es la más conocida y con la cual palabras del náhuatl se han integrado al español. Es importante notar que por haber partido de la ortografía española, este sistema nunca ha sido del todo ideal para representar la fonética náhuatl. El siguiente par de palabras es ejemplo de esta ortografía: huitzilli (colibrí), tlazohcamatiliztli (agradecimiento).
  2. La moderna, la cual fue creada por la SEP y que básicamente se caracteriza por ser un sistema fonético. A pesar de su carácter fonético, este sistema tampoco logra resolver del todo el cómo respresentar la fonética náhuatl de forma correcta. Las siguientes palabras son las mismas del punto anterior pero escritas con esta ortografía: uitsili, tlasojkamatilistli.

Los sonidos del náhuatl se dividen en vocálicos, consonánticos y semivocálicos, y se representan por medio de los siguientes fonemas:

  • Vocalicos: a, , e, , i, , o, (ver nota #2).
  • Consonanticos: p, t, k, , m, n, s, ʃ, ts, , , l, ʔ.
  • Semivocalicos: j, w.
Nota
  • Una semivocal puede definirse como el sonido entre una vocal y una consonante. Esto significa que una semivocal, en cuanto a la forma en que se produce su sonido, es una vocal que se comporta similar a una consonante. Así, mientras que el sonido de las vocales { i, u } es el de un flujo de aire modulado por la forma de la boca, pero sin ninguna restricción u obstrucción, el correspondiente sonido semivocalico está obstruido ligeramente. Compárese, por ejemplo, el sonido de la { i } en las siguientes palabras: “ríe” (una vocal pura) vs. “viento” (una semivocal), o el sonido de la { u } en: “licúe” (una vocal pura) vs. “cuento” (una semivocal).

Cada uno de los fonemas listados se representa en los sistemas ortográficos clásico y moderno por medio de una letra o de un dígrafo, tal como se muestra en la siguiente tabla, en la cual los fonemas corresponden con un sonido abstracto y se representan con caracteres del Alfabeto Fonético Internacional (página en inglés). Las palabras ejemplificativas bajo la columna Pronunciación son palabras en español.

Fonema Ortografía
clásica
Ejemplo Ortografía
moderna
Ejemplo Pronunciación
a a amo a amo como en: amo
ā chocolātl a chokolatl sonido alargado (v. #1)
e e etl e etl como en: edad
ē tētl e tetl sonido alargado (v. #1)
i i tatli i tatli como en: isla
ī īhuān i iuan sonido alargado (v. #1)
o o coatl o coatl como en: sol
ō cuilōtl o kuilotl sonido alargado (v. #1)
p p petlatl p petlatl como en: palo
t t tetl t tetl como en: tipo
k c + { a, o } calli, coatl k kali, koatl como en: casa, color
qu + { e, i } quezqui k keski como en: queso, quiero
cu- necutli ku nekutli sonido “kw” (v. #4)
-uc uctli ku tekutli sonido “kw” (v. #4)
m m maitl m maitl como en: mapa
n n nahui n naui como en: nada (v. #5)
s c + { e, i } ocelotl, cintli s oselotl, sintli como en: cena, cielo
z + { a, o } zan, zotolli s san, sotoli como en: sal, sol
ʃ x xolotl x xolotl como en: Sha (v. #7)
ts tz tzintli ts tsintli como en: tsé-tsé (v. #8)
tl tl tlalli tl tlali (ver nota #8)
ch chilli ch chili como en: chile (v. #8)
l l elotl l elotl como en: luna
ll calli l kali sonido alargado (v. #9)
j y yolotl y yolotl como en: viento (v. #10)
w hu- huey w uey como en: cuento (v. #11)
-uh cuauhtli w kuautli como en: aula (v. #11)
ʔ h tahtli j tajtli sonido glotal (v. #12)

Notas importantes

En cuanto a la escritura, estas notas se refieren a la ortografía clásica.

  1. Las vocales largas se representan por medio del acento largo (macrón) sobre la letra, por ejemplo: ā, y se pronuncian por mantener el sonido el doble de tiempo: “aa”, no por repetirlo dos veces.
  2. El náhuatl no contiene la vocal { u }; en su lugar está la semivocal { hu } (ver nota #11).
  3. El fonema k aparece en las combinaciones { ca, co, que, qui }; por ejemplo: acotomitl, calquetzqui.
  4. El fonema aparece en la combinación { cu }, como en atzacua, o en la combinación { uc }, como en netzauctli. Mientras que el componente k del fonema se pronuncia de forma marcada, el componente ʷ corresponde al fonema w, la { u } semivocálica (ver nota #11), y se pronuncia como una breve expiración apenas audible.
    Dado que la { u } es prácticamente silenciosa, la combinación { uc } (e.g. tēuctli), también se ha escrito hasta en cuatro formas diferentes:
    • { cu } (“tēcutli”)
    • { cuh } (“tēcuhtli”)
    • { uh } (“tēuhtli”)
    • { uhc } (“tēuhctli”)
    pues el sonido es practicamente igual en todos los casos, lo cual se aprecia en la ortografía moderna: ambos tēuctli y tēcutli se escriben como tekutli.
  5. De todos, el fonema n es el sonido que suele pronunciarse de forma más tenue.
  6. El fonema s aparece en las combinaciones { ce, ci, za, zo }.
  7. El fonema ʃ se representa con la letra { x } y se pronuncia como la { sh } en la palabra Sha.
  8. Cada uno de los fonemas ts, tl y está representado por dos letras consonantes: { tz, tl, ch }, respectivamente, pero que representan un solo sonido, no dos. Esto significa que su pronunciación debe realizarse en un solo golpe de voz.
    Para reproducir el sonido particular del fonema tl, la lengua se coloca para pronunciar la { t } y, sin moverla, se expulsa entonces el aire por los lados. Cuando aparece después de una vocal, por ejemplo como en texotli, su sonido se suaviza y se hace similar al del dígrafo { ll } —ver siguiente nota—, con lo cual esta palabra se pronunciaría casi como texolli. A su vez, cuando aparece al final de una palabra el sonido tiende a convertirse en el sonido de una { t } pero sin la expiración adicional; así, Popocatepetl se pronuncia como Popocatepet.
  9. El fonema l se representa con la letra { l } o con el digrafo { ll }, el cual se pronuncia como una { l } de sonido más alargado y no como la { ll } del idioma español.
  10. El fonema j se representa con la letra { y }, por ejemplo: cuayolo, pero no suena como la { y } del español (como en yo), pues este fonema corresponde con el sonido semivocalico de la letra { i }, el cual puede escucharse al pronunciar la { i } del diptongo { ie } en la palabra “viento”. Este sonido también se aprecia en como suena la { y } en la palabra en inglés “yet”.
  11. El fonema w se representa con el dígrafo { hu }, por ejemplo: yolehua, y cuando aparece al final de una raiz o de una palabra se representa entonces con el dígrafo { uh }, por ejemplo: tlauhtli. Este fonema corresponde con el sonido semivocalico de la letra { u }, el cual puede escucharse al pronunciar la { u } del diptongo { ue } en la palabra cuento o del diptongo { au } en la palabra aula. Este sonido también se aprecia en como suena la { w } en la palabra en inglés “wet”.
  12. El fonema ʔ se representa con la letra { h }. Esta letra, la cual no debe tener una { u } adyacente, se conoce como saltillo, y aunque su pronunciación se aproxima a la de la letra { j } en español, su sonido definitivamente no es tan gutural ni fuerte, pues es suave, corto y aspirado, como una ligera pausa sonora y que justamente sirve para interrumpir la continuidad sonora de la palabra. Por ejemplo, al exclamar “oh-oh”, se crea una breve pausa sonora; éste es el sonido buscado. En algunas transcripciones fonéticas este fonema se representa también por medio de un apóstrofo: meshika (mexihcah).

Referencias

Diccionarios

Vocabulario

Ortografía clásica vs. ortografía moderna

A favor de la ortografía moderna

A favor de la ortografía clásica

Misceláneas